Instituciones

Instituciones

Indicaciones de dispositivos


Indicaciones para el implante de marcapasos1

Existen tres niveles de evidencia en los que se basan las recomendaciones. Ellos son:

  • Nivel A: si las evidencias se basaron en datos obtenidos gracias a múltiples estudios clínicos aleatorios, abarcando gran número de individuos.
  • Nivel B: cuando los datos provinieron de un limitado número de trabajos – incluyendo comparativamente a un reducido grupo de pacientes – o cuando se obtuvieron a través de estudios no azarosos o registros de observación con un adecuado análisis de datos.
  • Nivel C: se determina cuando el consenso de opiniones de los expertos fue la fuente primaria de la recomendación. El comité enfatiza que para ciertas condiciones en las cuales no hay otras terapias disponibles, las indicaciones de terapia con dispositivos se basan en años de experiencia clínica tanto como en el consenso de expertos, siendo así bien sustentadas, aun cuando la evidencia se clasifique en el nivel C.

Clase I: condiciones por las cuales hay evidencia y/o acuerdo general en que el tratamiento o procedimiento es benéfico, útil y efectivo.

Clase II: condiciones por las cuales hay evidencias conflictivas y/o divergencia de opinión acerca de la utilidad/eficacia de un procedimiento o tratamiento. Existe cuando el peso de la evidencia/opinión está a favor de su utilidad/eficacia, y cuando esta última está peor establecida por la evidencia/opinión.

Clase III: condiciones por las cuales hay evidencia y/o acuerdo general en que el procedimiento/tratamiento no es útil/efectivo y que en algunos casos puede ser perjudicial.

 

Indicaciones de marcapaseo permanente

Clase I
1. BAV de tercer grado a cualquier nivel anatómico asociado con alguna de las siguientes condiciones:
a. Bradicardia sintomática que se presume debida a bloqueo AV(nivel de evidencia C)
b. Arritmias y otras condiciones médicas que requieran drogas que puedan producir bradicardia sintomática (nivel de evidencia: C)
c. Períodos de asistolia documentada>= 3 segundos o cualquier ritmo de escape <40 latidos por minuto, en pacientes asintomático (nivel de evidencia: B,C)
d. Postoblación de la unión AV. (Nivel de evidencia: B,C) no hay trabajos para evaluar los resultados sin marcapasos. En estas situaciones, la estimulación siempre se planea virtualmente, excepto que el procedimiento sea una modificación de la unión AV.
e. Bloqueo AV luego de cirugía y que no se espera que resuelva (nivel de evidencia: C).
f. Bloqueo AV asociado a enfermedades neuromusculares, como la distrofia miotónica o el síndrome de Kearns-Saire. Distrofia de Erb y la atrofia muscular peronea (nivel de evidencia: B).
2. Bloqueo AV de segundo grado tipo II indistintamente del tipo o sitio del bloqueo, con bradicardia sintomática (nivel de evidencia: B).

Clase II-a
1. Bloqueo AV de tercer grado asintomático, en cualquier sitio anatómico con frecuencia ventricular promedio de 40 por minuto o superior (nivel de evidencia B,C)
2. Bloqueo AV de segundo grado tipo II asintomático (nivel de evidencia: B)
3. Bloqueo AV de segundo grado tipo I asintomático, localizado en niveles intrahisianos o infrahisianos encontrado de manera incidental en el estudio electrofisiológico por otras indicaciones (nivel de evidencia: B)
4. Bloqueo AV de primer grado con síntomas sugestivos de síndrome de marcapasos y que se alivian con la estimulación AV transitoria (nivel de evidencia: B)

Clase II-b
1. Bloqueo AV de primer grado marcado (<0.30 segundos) en pacientes con disfunción ventricular izquierda y síntomas de insuficiencia cardiaca congestiva, en quienes un Intervalo AV más corto resulta en mejoría hemodinámica, presumiblemente por la disminución de la presión de lleno auricular izquierdo (nivel de videncia: C)

Clase III
1. Bloqueo AV de primer grado asintomático (nivel de evidencia: B). Véase estimulación en el bloqueo bifascicular y trifascicular.
2. Bloqueo AV de segundo grado tipo 1 asintomático a nivel suprahisiano (nodo AV) o que no se conoce si es supra o infrahisiano (nivel de evidencia: B,C).
3. Bloqueo AV transitorio, como por ejemplo toxicidad por drogas, enfermedad de Lyme (nivel de evidencia: B)

Clase I
1. Bloqueo AV de tercer grado intermitente (nivel de evidencia: B)
2. Bloqueo AV de segundo grado tipo II (nivel de evidencia: B)

Clase II-a
1. Síncope que no fue comprobado si se debió a BAV, cuando otras causas han sido descartadas, específicamente taquicardia ventricular (nivel de evidencia. B).
2. Hallazgo incidental de un intervalo AH marcadamente prolongado (>= 100 milisegundos) en un estudio electrofisiológico realizado a pacientes asintomático (nivel de evidencia: B)
3. Descubrimiento fortuito de un bloqueo infrahisiano inducido por estimulación en el estudio electrofisiológico que no es fisiológico (nivel de evidencia: B)

Clase II-b
Ninguna.

Clase III
1. Bloqueo fascicular sin bloqueo AV o síntomas (nivel de evidencia: B)
2. Bloqueo fascicular con bloqueo AV de primer grado asintomático (nivel de evidencia: B)

Clase I
1. Bloqueo AV de segundo grado persistente en el sistema de His-Purkinje con bloqueo de rama bilateral o bloqueo AV de tercer grado después del IAM con bloqueo en o debajo del sistema de His Purkinje (nivel de evidencia: B)
2. Bloqueo AV infranodal transitorio, avanzado (segundo o tercer grado) y asociado con bloqueo de rama. Si el sitio de bloqueo es desconocido, será necesario un estudio electrofisiológico (nivel de evidencia: B)
3. Bloqueo AV de segundo o tercer grado persistente asintomático.

Clase II-a
Ninguna.

Clase II-b
1. Bloqueo AV de segundo grado persistente o de tercer grado a nivel del nodo AV (nivel de evidencia: B)

Clase III
1. Bloqueo AV transitorio en ausencia de alteraciones de la conducción intraventricular (nivel de evidencia: B)
2. Bloqueo AV transitorio en presencia de hemibloqueo anterior izquierdo (nivel de evidencia: B)
3. Hemibloqueo anterior izquierdo adquirido en ausencia de bloqueo AV (nivel de evidencia: B)
4. Bloqueo AV de primer grado permanente en presencia de bloqueo de rama antiguo o de tiempo indeterminado (nivel de evidencia: B)

Clase I
1. Disfunción del nódulo sinusal con bradicardia sintomática documentada, incluyendo pausas sinusales frecuentes que producen síntomas. En algunos pacientes, la bradicardia es iatrogénica, lo que podría ocurrir como consecuencia de una terapéutica con drogas a largo plazo de características y dosis determinadas para las cuales no hay alternativas aceptables (nivel de evidencia: C)

Clase II-a
2.1 En pacientes mismamente sintomáticos, con una frecuencia cardiaca crónicamente <30 latidos/minuto (nivel de evidencia: C)

Clase III
1. Disfunción del nódulo sinusal en pacientes asintomático, incluso aquellos en quienes una bradicardia sinusal sustancia (frecuencia cardiaca <40 latidos/minuto) es consecuencia de una terapéutica con drogas a largo plazo.
2. Disfunción del nódulo sinusal en pacientes con síntomas sugestivos de bradicardia y que están claramente documentados como no asociados con frecuencia cardiaca baja.
3. Disfunción del nódulo sinusal con bradicardia sintomática debida a terapia con drogas innecesaria.

Clase I
1. Sincope recurrente causado por estimulación del seno carotídeo. La presión mínima de este induce asistolia ventricular superior a 3 segundos de duración en ausencia de cualquier medicación que deprima el nódulo sinusal o a la conducción AV (nivel de evidencia: C)

Clase II-a
1. Sincope recurrente sin claros eventos provocados y con una hipersensible respuesta cardioinhibitoria (nivel de evidencia: C)
2. Sincope de origen inexplicado cuando la mayor anormalidad de la función sinusal o de la conducción AV es descubierta o provocada en el estudio electrofisiológico (nivel de evidencia: C)

Clase II-b
1. Sincope neuromediado con bradicardia significativa reproducida por un tilt test con o sin isoproterenol u otras maniobras provocativas (nivel de evidencia : B)

Clase III
1. Respuesta cardioinhibidora hiperactiva a la estimulación del seno carotídeo en ausencia de síntomas.
2. Respuesta cardioinhibidora hiperactiva en respuesta a la estimulación del seno carotídeo en presencia de síntomas vagales, tales como mareos, confusión mental o ambas.
3. Sincope recurrente, confusión mental o mareos en ausencia de una respuesta hiperactiva cardioinhibidora.
4. Sincope vasovagal situacional en el cual el evitar ciertas conductas resulta efectivo.

Clase I
Las mismas indicaciones que para la disfunción del nódulo sinusal o del bloqueo AV como fue descripto previamente (nivel de evidencia: C)

Clase II-a
Ninguna.

Clase II-b
1. Miocardiopatía hipertrófica sintomática, refractaria al tratamiento medico, con obstrucción significativa en reposo o provocada en el tracto de salida del ventrículo izquierdo (nivel de evidencia: C)

Clase III
1. Pacientes asintomático o controlados médicamente.
2. Pacientes sintomáticos sin evidencia de obstrucción del tracto de salida del ventrículo izquierdo.

Clase I
Las mismas indicaciones que para la Clase-I de la disfunción del nodo sinusal o del bloqueo AV, tal como fuera descrito con anterioridad (nivel de evidencia: C)

Clase II-a
Ninguna.

Clase II-b
1. Miocardiopatía dilatada sintomática, refractaria a drogas con intervalo PR prolongado cuando un estudio hemodinámico demuestra que el marcapaseo beneficia hemodinámicamente (nivel de evidencia: C)

Clase III
1. Miocardiopatía dilatada asintomático
2. Miocardiopatia dilatada sintomática cuando los pacientes quedan sin indicios luego del tratamiento con drogas.
3. Miocardiopatia isquémica sintomática.

Clase I
1. Bradiarritmias sintomáticas/incompetencia cronotrópica que no se espera que resuelvan y otras indicaciones Clase-I de marcapaseo permanente (nivel de evidencia: C)

Clase IIa
Ninguna.

Clase IIb
1. Bradiarritmias sintomáticas/Incompetencia cronotrópica que, aunque transitoria, puede persistir por meses y requiere de una intervención (nivel de evidencia: C)

Clase III
1. Bradiarritmias asintomáticas luego del transplante cardiaco.

1. Del libro “Tratamiento Eléctrico de las Arritmias” editado por la Dra. Elina M. Valer.

Solicitar asesoramiento