Pacientes

Pacientes

Arritmias


¿Qué son las arritmias?

El corazón humano late con un ritmo que depende, entre otras cosas, de la edad del paciente y de la actividad física que realice. Dicho con más propiedad, el ritmo depende de la demanda metabólica del individuo. Se denomina arritmia cardíaca a toda alteración del ritmo considerado normal. Se dividen en bradiarritmias (ritmo por debajo del normal) y taquiarritmias (ritmo excesivamente rápido).

¿Cómo se diagnostican las arritmias?

La forma más simple de diagnosticar una arritmia es tomar el pulso al paciente. Si se desea más información sobre su origen y localización dentro del sistema cardíaco, se debe obtener un ECG (electrocardiograma). Si se trata de una taquiarritmia, a veces es aconsejable efectuar estudios complementarios, por ejemplo un Estudio Electrofisiológico. El mismo consiste en detectar mediante electrodos intracardíacos la actividad eléctrica del corazón en varios puntos, a fin de determinar el foco u origen de la arritmia o alteración de la conducción normal del impulso cardiaco dentro del corazón, por ejemplo la presencia de un bloqueo. A veces es conveniente inducir una arritmia desde fuera del paciente, a efectos de estudiar las características de la misma y el grado de comromiso con la vida de un individuo. El especialista que realiza estos estudios se llama electrofisiólogo.

Alternativas de tratamiento

Las arritmias, como muchas otras manifestaciones de desórdenes orgánicos, pueden tratarse por métodos farmacológicos simples, si son benignas o incipientes; pero muchas veces es necesario recurrir a procedimientos más invasivos. Por ejemplo, ciertas taquiarritmias se solucionan mediante una ablación del foco que las causa utilizando cateteres especiales y una forma especial de corriente denominada radiofrecuencia. En otros casos, tanto de bradiarritmias como de taquiarritmias, se hace necesario el implante de un dispositivo regulador, como un marcapasos o un desfibrilador implantable.

¿Qué es un marcapasos?

Un marcapasos es un generador de pulsos que, gracias a un catéter que conduce dichos pulsos al corazón, permite restablecer el ritmo cardíaco normal afectado por bradicardias (ritmos lentos o bloqueos cardiacos).

Los marcapasos pueden tener un solo catéter, en ventrículo (se llaman unicamerales) o dos catéteres, uno en aurícula y otro en ventrículo (bicamerales).

En este último caso, el marcapasos respeta el sincronismo natural entre ambas cavidades cardíacas, ya que imitando a la naturaleza la contracción auricular es seguida poco tiempo después de una contracción ventricular, a fin de optimizar el bombeo de sangre.

Los marcapasos actuales pueden tener también un mecanismo de ajuste automático de la frecuencia de estimulación en respuesta a las demandas metabólicas del paciente.

Se llaman de “frecuencia adaptativa o autoajustable”.

¿Qué función cumple un desfibrilador?

Un desfibrilador implantable cumple la misma función que el resucitador provisto de paletas que se usa en casos de emergencia. En otras palabras, es un dispositivo provisto de catéteres que recogen información procedente del sistema cardíaco del paciente y continuamente lo monitorean.

Cuando se presenta una taquicardia (ritmo muy elevado) o fibrilación (ritmo desordenado, caótico del ventrículo) el desfibrilador produce una descarga o choque que se aplica al corazón a fin de restablecer sus condiciones normales.

El choque es de muy alto voltaje, y resulta posible gracias a que unos capacitores incluidos en el generador almacenan energía durante todo el tiempo para descargarla de una vez cuando reciben la orden.

Orientación sobre el sistema de salud y la cobertura de dispositivos implantables

Los marcapasos y desfibriladores están cubiertos por la mayoría de las entidades de medicina prepaga, obras sociales, PAMI, Institutos Provinciales, Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, y por subsidios de los Ministerios de Salud Pública tanto de la Nación como de provincias. El procedimiento a seguir es concurrir al organismo que corresponda, con la prescripción o receta médica, a fin de lograr la provisión o un acuerdo de reintegro en caso de ser adquirido en forma privada. La Res 201/02 del Ministerio de Salud regula el P.M.O. (Programa Médico Obligatorio) que incluye a los marcapasos entre las prótesis que deben ser provistas por obras sociales y entidades de medicina prepaga a sus afiliados.

Ante cualquier duda, consúltenos. Disponemos de personal que puede asesorarlo.

Servicio técnico de Cardiolab. Consultas fuera de hora.

Nuestro personal técnico, entrenado exhaustivamente y dotado del más moderno instrumental, está disponible las 24 hs de cada día para asistir al médico y sus pacientes.

Consulte los teléfonos para llamadas en horario de oficina.

Solicitar asesoramiento